Vivimos la era de la información y del conocimiento, y la información es cada vez mayor. La sociedad se vuelve más emponderada, busca y rebusca con sus propios medios para encontrar respuestas a sus preguntas e inquietudes, ó para satisfacer alguna necesidad, para realizar un mini estudio de pre-venta, confirmar algo que escuchó, etc. Muchas respuestas se escriben y se encuentran alrededor del mundo en blogs. Blogs con experiencias personales sobre algún producto, blogs que son muy asertivos, creativos e interesantes, y otros no tanto, pero, algunos de ellos lamentablemente copian descaradamente el contenido de otros. Y existe una convención social sobre lo que pasa en la red, que en su mayoría es incorrecta y obedece más bien a mitos que a verdades, ya que también está regulado por la ley con castigos y penas.

La ley universal de los derechos de autor tiene la misma importancia en internet que en los libros, las canciones, etc. En España el capitulo XI del código penal en el artículo 270 dice:

“Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios.

La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización.

Será castigada también con la misma pena la fabricación, puesta en circulación y tenencia de cualquier medio específicamente destinada a facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que se haya utilizado para proteger programas de ordenador.”

Ante algún plagio de contenido, se puede primero hacer lo siguiente:

  • Lo primero es enviar un e-mail a quienes estarían cometiendo el plagio, informándoles que están infringiendo los derechos de autor y solicitándoles que eliminen el contenido de su página. (ó que se cite la fuente, etc)
  • En caso de una respuesta negativa, el siguiente paso sería solicitar a Google que retire la pagina del buscador en el siguiente enlace: https://support.google.com/legal/troubleshooter/1114905 Eliges como producto/servicio “Buscador Web” y sigues los pasos. (Dirigido a problemas legales y derechos de autor, etc) Me consta que Google toma esto muy en serio y los elimina del buscador en un par de días.
  • Reportar el incidente a Google Adsense: https://support.google.com/adsense/troubleshooter/1190500?hl=es Seria muy normal que el blog tenga algún sistema de monetización por publicidad, esto claramente viola las condiciones y seguramente cerrarían su cuenta.
  • Reportarlo a su Hosting. Se les notifica con un email para que tomen las acciones pertinentes. Ninguna compañía de Hosting permite acciones ilegales, lo mas probable es que cierren su cuenta.

Con estos pasos, al menos recuperará el tráfico y en consecuencia incremente los ingresos de la publicidad –a quienes moneticen sus blogs– Si todo eso no funciona, o el asunto es más serio, consultar con un abogado sería recomendable.

También es recomendable echarle un vistazo a Creative Commons. Para otorgar correctamente la licencia de uso del contenido del blog a terceros. La página está en ingles (la versión en español deja mucho que desear y ni siquiera la pondré) pero las licencias se pueden poner en muchos idiomas, entre ellos, obviamente el español.

Pin It on Pinterest